Giovenali: “¡Aquí no hay amistad que valga!”

Este viernes 2 de noviembre no habrá australiano más orgulloso que Greg Giovenali. No en vano, el hombre representará a su país en una Copa Mundial de Futsal de la FIFA por primera vez, y encima lo hará portando el brazalete de capitán.

Sin embargo, no hace mucho tiempo que Giovenali, en lugar del uniforme verde y oro de los Futsalroos, solía enfundarse el azzurro característico de sus rivales. De hecho, algunos de los jugadores a los que se enfrentará en Bangkok fueron en otro tiempo sus compañeros de equipo en la selección sub-21 de Italia, con los que mantiene una buena amistad. Otros, además, jugaron con este defensa de 25 años en el Lazio, un grande de la Serie A de fútbol sala, en los seis años que Giovenali pasó en el club.

A pesar de tan estrechas relaciones y de sus vínculos familiares con Italia, Giovenali ha comentado a sus antiguos colegas que no deben esperar ningún trato de favor. Como declaró a FIFA.com: “Será un partido muy especial para mí, porque solía jugar con varios de los componentes de Italia y sigo siendo muy amigo de algunos de ellos, como Sergio Romano y Gabriel Lima”.

“Además, aquí en Tailandia, nos alojamos en el mismo hotel que Italia. El otro día me encontré con algunos de los muchachos en el pasillo y estuvimos hablando y riendo, recordando viejas anécdotas. Pero no habrá amistad que valga cuando nos enfrentemos sobre el terreno de juego, y así se lo he hecho saber. No evitaremos el contacto ni nos lo pondremos fácil cuando saltemos a la pista”.

“Hecho en Italia”
Aunque nacido y criado en Australia, el país al que emigraron sus abuelos, Giovenali admite que, como jugador de fútbol sala, debería llevar el marchamo “Hecho en Italia”. En Roma aprendió el oficio, se abrió camino en la máxima división italiana y dio sus primeros pasos en los escenarios internacionales. Sin embargo, tenía muy claro que nunca rechazaría jugar con Australia cuando recibiera la convocatoria para los Futsalroos.

“Nunca tuve dudas sobre qué selección nacional elegiría”, explicó. “Australia fue la primera que se puso en contacto conmigo para invitarme a jugar con la absoluta. Nací y crecí en Australia, por lo que mi lealtad estaba con mi país”.

“Pero me encantó el tiempo que pasé en Italia, me sentí muy querido en la selección sub-21 y no me cabe duda de que me sirvió para mejorar enormemente. Jugar con un club famoso como el Lazio en una liga profesional me resultó totalmente diferente a lo que yo estaba acostumbrado, por la calidad de su juego y por el grado de competitividad. Ahora que he regresado a Australia me he dado cuenta de todas las cosas que daba por descontadas y no valoraba lo suficiente”.

Giovanali presentía lo que estaba por pasar, pero aún así no se achica. “Tenía el presentimiento de que nos tocaría Italia en el sorteo, y me alegro de que así haya sido, aunque sabemos que no estamos a la misma altura. Ninguno de nosotros somos profesionales, al contrario que toda la selección italiana. Pero no hemos venido a hacer bulto. La competición se retransmite en directo por televisión en Australia, algo poco habitual, porque normalmente al fútbol sala no se le concede tanta relevancia. Queremos que todos los que nos vean se lleven una impresión excelente de nosotros”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s